martes, 30 de agosto de 2011

Endibias con pasta y nueces

Esta ensalada la hago con frecuencia. Yo no soy muy forofa de las endibias, porque me parecen demasiado amargas (ya sé que se pueden desamargar, pero el regusto queda), pero en esta ensalada, sencilla, equilibrada y rápida los sabores se equilibran y el resultado es rico, que es lo que buscamos en última instancia, no nos engañemos. La saqué de la revista Comer bien hace cosa de un año, y desde entonces es un clásico (a veces compro endibias y pechugas de pollo sin ton ni son, ya sé que suena raro, pero proyecto cosas que luego no preparo y se quedan ahí muertas de risa hasta que recurro a esta ensalada).

El original es con pavo, pero tengo mucha tirria a ese pájaro porque me parece muy seco y además con una pechuga de pollo entera comemos los dos sin atiborrarnos.
Ingredientes:
  • 2-3 endibias
  • 1 pechuga de pollo limpia y sin piel
  • un puñado de nueces peladas
  • 50 gr por persona de macarrones estriados tricolores
  • aceite de oliva
  • vinagre de jerez
  • sal y pimienta
Hervimos la pasta en agua salada hirviendo el tiempo que indique el envase y la escurrimos reservando el agua de cocción.
Troceamos la pechuga y la hervimos 12 minutos en el agua de cocción de la pasta.
Lavamos y secamos las endibias, separamos las hojas y las repartimos en los platos con las puntas hacia fuera y formando un círculo.
En el centro ponemos la pasta, el pollo por encima y decoramos con las nueces.
Hacemos la vinagreta con el aceite, el vinagre y la sal y regamos la ensalada.
Servimos.

domingo, 28 de agosto de 2011

Espaguetis negros al ajillo con langostinos

A veces programas un menú con tus mejores intenciones, y a la hora de la verdad te saltas la programación a la torera. A mí me pasa mucho, principalmente por pereza: de ir a comprar, de hacer tal plato... El otro día estaba en esa tesitura: había hecho un menú semanal, y a miércoles ya me lo había saltado varias veces. Un poco más, qué mas da: tenía langostinos, guindillas, espaguetis al nero di sepia, agua y aceite. Y me lo pedía el cuerpo. En realidad también tenía pasta al huevo, pero me pareció que con pasta negra quedaría, como mínimo, más vistoso y, como máximo con un gusto marino muy rico. La receta la saqué de la revista comer bien, con el toque de color especificado...

Se tarda poco en hacerlo, pero menos en comerlo.
Ingredientes:
  • espaguetis al nero di sepia
  • 2 dientes de ajo
  • 1 guindilla
  • langostinos (o gambas) pelados
  • perejil picado
Cocemos la pasta el tiempo que indique el paquete.
La escurrimos.
En una sartén doramos el ajo laminado y la guindilla en aros.
Antes de que se doren, añadimos los langostinos escurridos y damos unas vueltas (si están previamente cocidos, con que cojan el saborcito del ajo y la guindilla basta; si no, cocer 2 minutos hasta que estén hechos).
Espolvoreamos el perejil picado, removemos bien y añadimos la pasta.
Mezclamos con una cuchara de madera y repartimos en los platos.

viernes, 26 de agosto de 2011

Estofado de trucha

El otro día abrí el libro de cocina croata que me trajo el Barbas y vi esta receta. Qué fácil me pareció, lo hago fijo. Además tenía una trucha asalmonada en el conge. Al día siguiente fui al súper a comprar dos truchas más, y la verdad es que la pescadera me tocó un poco las narices:

- Póngame las espinas y la cabeza de las truchas para caldo.

- Huy, caldo con truchas, mejor con merluza.

- Ya sé que lo normal es con merluza, pero yo quiero hacerlo con truchas. Por cierto, ¿son asalmonadas?

- Sí, claro, ¿no las ves?

Uf, si eso es asalmonado yo soy Juana de Arco, pensé yo; pero a veces la buena educación es un lastre y pasé de discutir, me llevé mis truchas (no) asalmonadas con las espinas aparte para hacer un caldo. La verdad, si por la señora pescadera hubiera sido, esta entrada nunca hubiera tenido lugar, pero soy más cabezona cuando quiero cocinar que un tendero que no quiere vender, y seguí en mis trece... ¡Y nos ha encantado! Vamos, que pienso repetir, se pongan las pescadoras como se pongan.

Tiene un rico regusto centroeuropeo.
Ingredientes:
  • 3 truchas (a ser posible, asalmonadas)
  • 2 guindillas
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • 2 guindillas
  • un clavo de especia
  • 2 pastillas de caldo
  • 750 ml de agua
  • un poco de vino blanco
  • harina
  • sal y pimienta
  • 2 dientes de ajo
  • cintas verdes
Hacemos un caldo con las cabezas y las espinas de las truchas (reservamos los lomos con piel), media cebolla con un clavo, 1 tomate, las dos guindillas y una pastilla de caldo y cocemos hora y media (o 10 minutos en la olla rápida).
Colamos y reservamos hasta que se enfríe (yo lo hice por la mañana para cenar el estofado) y lo guardamos en la nevera para poder sacar la grasa que se queda encima antes de usarlo.
Cuando ya vayamos a usarlo, desgrasamos el caldo.
Picamos la cebolla y el ajo.
Partimos los lomos de trucha a lo ancho, los enharinamos y los freímos y reservamos.
En otra sartén doramos la cebolla, el ajo, el tomate restante rallado, el pimentón picante y el laurel.
Añadimos la trucha y dos cazos de caldo y cocemos tapado a fuego lento un cuarto de hora.
En otra cazuela con agua salada hirviendo cocemos la pasta el tiempo que indica el paquete, la escurrimos y la servimos con el estofadito de trucha, preferiblemente con la salsa mojando la pasta.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Flan de huevo y vainilla

Si quisiera que el Barbas comiera dulces, dado que no es nada goloso, haría flanes. Es garantía de éxito. Éste, que es simplísimo en su elaboración, lo puso por las nubes. La vainilla no empalaga nada y siempre quedas bien, es lo estupendo de los flanes.

El flan solito, sin nata ni nada.
Ingredientes:
  • 4 huevos
  • 1/2 l leche semidesnatada
  • 2 ramas de vainilla
  • 5 cucharadas soperas de azúcar
  • caramelo líquido preparado
Vertemos la leche en un cazo y añadimos las vainas de vainilla con un corte longitudinal.
Calentamos hasta que casi llegue a ebullición, añadimos el azúcar y removemos hasta que se disuelva.
Retiramos y dejamos que tome el aroma durante 15 minutos y se enfríe.
Colamos la leche aromatizada sobre un cuenco.
Precalentamos el horno a 180º.
Cascamos los huevos en un bol, los batimos con varillas hasta que estén espumosos y los añadimos.
Removemos hasta conseguir una crema homogénea.
Untamos la flanera (yo he usado un molde redondo de aluminio), moviéndola para que se cubran el fondo y las paredes.
Repartimos en ellas la mezcla de huevo, sin llenarlas del todo.
Disponemos las flaneras sobre una fuente con 2-3 dedos de agua.
Cocemos los flanes al baño maría 20 minutos en el horno: sabremos que están cuajados pinchando en el centro, siempre que salga limpia; de lo contrario, prolongamos la cocción unos minutos.
Dejamos enfriar y desmoldamos en platos.
Servimos frío.

lunes, 22 de agosto de 2011

Ensalada de espirales con albahaca y el Índalo de Bronce

Esta receta la saqué de la parte de atrás de un paquete de espirales gallo. La he hecho varias veces, aunque me olvido de ella durante meses y de repente me digo mira tú, voy a hacer ésta. Y siempre nos gusta igual, no sé por qué dejo pasar tantos meses entre una y otra ocasión.
A las dietistas seguro que les gusta, porque tiene todos los principios activos; quizás pongan pegas a las olivas (que, de todos modos, son tímidas y no salen en la foto)...
Ingredientes:
  • 50 gr de espirales por persona
  • 1 lata de anchoas
  • 1 lata de olivas negras sin hueso
  • 1 bolsa de escarola
  • 1 tomate de ensalada por persona
  • albahaca
  • aceite de oliva
  • vinagre de jerez
  • sal
Cocemos la pasta el tiempo que indique el envase.
La escurrimos.
En una sartén ponemos un poco de aceite y rehogamos la pasta con las olivas, las anchoas escurridas y la albahaca durante un par de minutos.
En una ensaladera ponemos la escarola con los tomates cortados y añadimos el contenido de la sartén.
Hacemos una vinagreta con el balsámico, el aceite y la sal y la echamos sobre la ensalada y servimos.

El viernes pasado Trini Altea me concedió el Índalo de Bronce por mis primeros 100 seguidores. ¡Me ha hecho mucha ilusión! Muchas gracias, Trini.

sábado, 20 de agosto de 2011

Milhojas de berenjena

El platillo de hoy la hice en febrero sobre una receta de la primavera de 2010 de Comer bien. Voy de atraso en atraso. Pero como a mi Barbas le gustan la berenjena y el rulo de cabra, para qué queremos más. Una cena sencilla para cocineros cansados.

Se supone que los discos de berenjena han de ser uniformes, aunque no siempre acierte...
Ingredientes (por persona):
  • 1 berenjena pequeña
  • 1 tomate de ensalada hermoso
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 pizca de orégano seco
  • pimienta
  • 4 discos de rulo de cabra
Limpiamos la berenjena, la lavamos, cortamos en 4 rodajas de 1 cm de grosor, la espolvoreamos con sal y la dejamos reposar unos 20 minutos.
Lavamos el tomate, cortamos dos rodajas y el resto en dados.
Mezclamos el aceite con el zumo de limón, el orégano, un poco de sal y pimienta.
Enjuagamos las rodajas de berenjena, las secamos con papel de cocina, las regamos con dos terceras partes del aceite aromatizado y las hacemos a la plancha por ambos lados, 8 minutos en total.
Colocamos la mitad de rodajas en un plato, las cubrimos con el queso en rodajas.
Ponemos encima las rodajas de tomate y encima el resto de rodajas de berenjena.
Acompañamos con los dados de tomate regados con el resto del aliño y servimos.

jueves, 18 de agosto de 2011

Lubina al estilo de la isla de Patmos

Vino mi padre a vernos, y decidí hacerle este plato; bueno, llevaba tiempo queriendo hacerlo, y a mi padre tengo tendencia a hacerle pescado, por lo que la ocasión la pintan calva. Es un plato sencillo tanto por ingredientes como por gestión. Y como se hace en el horno, puedes hacer otra cosa mientras tanto...

La isla de Patmos se llama así por una mención que se hace a ella en el Apocalipsis, ya que se supone que se escribió allí. Está en el Dodecaneso, atrae mucho turismo religioso (con procesión programada) y es, probablemente, la única isla griega donde está prohibido el topless.

En mi caso, como no me cupieron todos los pimientos en la lubina, los usé en el lecho del plato. En la foto de arriba está en la fuente del horno; en la de abajo, ya servida.
Ingredientes:
  • 1 lubina sin tripas ni escamas
  • 1 pimiento verde alargado pequeño
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 1 cebolla
  • 1 limón
  • patata
  • vino blanco
  • eneldo
  • perejil
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
Precalentamos el horno a 180º.
Engrasamos la fuente de horno con aceite de oliva, espolvoreamos con el eneldo y cubrimos con una capa de patatas en rodajas finas y otra de cebolla.
Rociamos con el zumo de limón y el vino, salpimentamos y horneamos a 180º una hora.
Lavamos la lubina bajo el agua del grifo y secamos el interior con papel de cocina.
Picamos pimientos y cebolleta y rellenamos la lubina con esta farsa; si nos sobra, la reservamos.
Cuando saquemos la fuente, añadimos los pimientos que nos hayan sobrado, espolvoreamos perejil y ponemos la lubina por encima.
Horneamos 25 minutos por cada kilo de peso.
Retiramos del horno y servimos.

martes, 16 de agosto de 2011

Macarrones a la buscaiola leñadora

La receta de hoy la he sacado de un paquete de pasta barilla; generalmente se pueden sacar buenas ideas de los paquetes de pasta. Además, el nombre me encanta. Aunque no acierto a traducir "buscaiola", me inspira algo así como "macarrones del bosque" o de "aromas del bosque" (gracias, Pandora, por el apunte, ahora sé que es a la leñadora). Y se corresponde con lo que dice mi Barbas de que, cuando hacemos setas, la casa huele a bosque. Por eso y porque sabía que le encantaría, se los hice el otro día para cenar, después de ver la última de Harry Potter y tras comprobar que había hecho muchos menúes, pero comprado muy pocos ingredientes, por lo que tiré de armarios con todo éxito, y debo confesar que le he metido un par de toques personales (el caldo de verduras y el vino blanco). Al Barbas le ha encantado, yo no soy muy amiga de las setas y me he tomado los macarrones de forma mucho menos elaborada.

En el emplatado salió por un lado la salsa y por otro los macarrones, pero se toman todos juntos.
Ingredientes:
  • 100 gr de macarrones
  • funghi porcini (rebozuelos, moixernons o senderuelas) secos
  • 2 cucharadas soperas de salsa de tomate
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 pastilla de caldo de verduras (opcional)
  • 1 tacita (de café) de vino blanco
  • perejil
  • sal y pimienta
Para acondicionar los rebozuelos (según el paquete que yo usaba) los cocemos 7 minutos en agua hirviendo y, seguidamente, los enjuagamos y reservamos.
En una sartén doramos la cebolla y el ajo picados.
Cuando cambien de color, echamos los rebozuelos escurridos, damos unas vueltas y agregamos la salsa de tomate.
Cocemos a fuego lento 5 minutos, echamos la pastilla de caldo y el vino blanco y dejamos reducir.
Mientras se hacen los macarrones (el tiempo que indique el envase).
Agregamos a la salsa la mantequilla y el perejil y mezclamos bien.
Unimos los macarrones a la salsa, dejando que se empape bien, y servimos.

domingo, 14 de agosto de 2011

Carpaccio con grosellas

En casa tomamos carpaccio de buey si no todas las semanas, casi todas. Generalmente tomamos el Lennon & McCartney o el de mostaza de Martín Berasategui. Pero el otro día vi el de hoy en una revista de cocina de verano, y nos hicieron los ojos chiribitas. La mezcla de sabores es deliciosa y os recomiendo, si os gusta la carne cruda, que lo probéis. De verdad que las bayas en salado son de-li-cio-sas.

Platillo equilibrado: proteína, verdura y un poco de fruta. Y con pasta al lado, menú completo.
Ingredientes (por persona):
  • 1 paquete de carpaccio
  • rúcula
  • grosellas
  • aceite de oliva
  • vinagre balsámico
  • sal y pimienta
Sacamos el paquete de carpaccio de la nevera un rato antes para poder despegar bien la carne.
Disponemos la carne esparcida por el plato.
Colocamos encima las grosellas, la rúcula y el queso.
Hacemos una vinagreta con el aceite, el balsámico la sal y la pimienta y la echamos sobre el plato.
Servimos.

viernes, 12 de agosto de 2011

Ensalada de jamón y fresón y un premio

Esta ensalada la vi en El dulce que no nos falte, pero con cerezas. Yo la robé y la adapté a mis gustos, cambiando las cerezas por fresas, y me encantó la mezcla de sabores, es increíble lo versátiles que son las fresas. Es una ensalada tremendamente rica y muy fácil de hacer.


Ingredientes:
  • 200 g de paletilla ibérica en lonchas
  • 300 g de fresón
  • lechugas variadas
  • cebolla
  • aceite de oliva
  • 2 cucharadas de vinagre
  • sal y pimienta
Para la vinagreta troceamos algunos fresones con la cebolla y lo ponemos a hervir con el vinagre.
Dejamos cocer unos 2 minutos y agregamos el aceite, sal y pimienta, mezclamos bien y reservamos.
En un plato ponemos la lechuga con el jamón y el resto de fresón.
Servimos con la vinagreta en una salsera.
Yo he ido chafando las fresas para una mejor integración de la salsa; además, me encanta la textura que le queda.
Por otro lado, Pablo, de Cocina Los Tres Meros, me ha dado el premio Sunshine Award.
Como viene siendo habitual en estos premios, hay que dárselo a otros 10. ¡Eso es difícil! Aunque lo típico es que sean todos los que están, pero no estén todos los que son...

martes, 9 de agosto de 2011

Ensalada de alubias rojas y maíz con pimientos de Padrón

El otro día leí en esta entrada de El blog de Eu que ella asocia las ensaladas de según qué legumbres con una zona geográfica: lentejas con el lejano oriente y garbanzos con el próximo. Me hizo mucha gracia, pero entonces me acordé de esta receta, que en casa llamamos mexicana, porque todos los ingredientes (de la ensalada, no del aliño) son claramente mexicanos, o se los debemos a ese país. Y me apeteció hacerla, como no podía ser de otra manera. Normalmente le ponemos aliño de aceite de oliva, pero el lunes pasado (que es cuando la hice) decidí echarle todo el aliño que decía el libro. La saqué del primer libro de canal cocina, que fue uno de los pilares de mi aprendizaje culinario. Y se la dedico a Eu, para que complete su mapa de legumbres (si gusta).

Aunque la ensaladera parece típicamente mexicana, la compré en Francia, y debería sacarla más porque es muy fotogénica...
Ingredientes:
  • 100 gr de alubias rojas cocidas
  • 1 lata de maíz cocido (yo he usado maíz congelado, lo he descongelado y lo he usado como si fuera de lata)
  • pimientos de Padrón (que haya riesgo de enchilarse, de que piquen)
  • 1/2 bandeja de tomates cherry
  • aceite para freír
  • Para la vinagreta:
  • 1 diente de ajo machacado
  • aceite de oliva
  • aceite balsámico
  • sal y pimienta
Freímos los pimientos en aceite de oliva y los salamos.
Los reservamos tapados.
Mezclamos las alubias, el maíz y los tomates, partidos por la mitad.
Añadimos los pimientos bien escurridos.
Hacemos la vinagreta con una cucharada del aceite de freír los pimientos, el aceite de oliva, el balsámico, la sal y la pimienta recién molida y batimos bien hasta que se liguen los ingredientes.
Aliñamos la ensalada con la vinagreta.

sábado, 6 de agosto de 2011

Tortilla rossini

Cuando allá por marzo hice el solomillo rossini, no usé ni todo el foie, ni toda la trufa ni toda la salsa media glasa en el platazo cárnico: parte la usé para la tortilla que hoy os traigo, pero que obviamente hice entonces (no he encontrado un rato para publicarla, a veces nos pasa a todos). Es muy fácil, y hay que tener parte de los ingredientes que se usan para el solomillo rossini, por lo que, si alguna vez hacéis el solomillo, os recomiendo que le hagáis un guiño a esta sencilla pero deliciosa tortilla. Como entonces, he seguido la receta de Escoffier.

Típicamente, es una tortilla de trufas con un foie encima. Pero es un plato de lo más gourmet.
Ingredientes (por tortilla):
  • 2 huevos frescos
  • trufa negra rallada
  • 1 escalopa de foie fresco
  • harina
  • mantequilla
  • salsa media glasa (receta aquí)
Pasamos el foie por harina y lo salteamos con mantequilla.
Hacemos una tortilla con los huevos y las trufas; en este caso, la hice con mantequilla, y no aceite, como acostumbro.
Ponemos la tortilla y encima el foie salteado.
Mezclamos un poco de la salsa media glasa con un poquito de mantequilla y rociamos la tortilla con unas cucharadas.
Servimos.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Pollo en crema chipotluda

Hace unos meses publiqué el pollo en salsa chipotluda, que tuvo sus aplausos entre los forofos de la comida ultrapicante. Sin embargo, a mi Barbas le gustó más la variante que os traigo hoy, con crema de salsa chipotle, más sutil y más sencilla de hacer. Como la otra, sólo tenéis que conseguir una lata de chile chipotle (los hemos encontrado en el mercado de la boquería, en el corte inglés y a veces en eroski, no descarto que las tengan en alcampo o carrefour, generalmente de la marca La costeña), el resto de ingredientes se encuentran aquí estupendamente (bueno, si en vez de nata común encontráis crema agria, os anotáis 10 puntos). Superadas las cuestiones de intendencia, veréis que es pan comido. La receta me la pasó una amiga de mi madre con raíces mexicanas (como la de la salsa chipotluda) para hacer feliz a mi Barbas. Y acertó de lleno, sobre todo porque por el camino se apuntaron mi hermano y mi cuñada.

¡¡¡IMPORTANTE!!! Acompañar de arroz y tortillas de maíz o pan con miga. Pica. No digáis que no aviso.
Ingredientes:
  • pollo (yo he usado pechugas o solomillos de pollo).
  • 1 lata pequeña de chile chipotle
  • 250 ml de nata para cocinar
  • sal
En el vaso de la batidora echamos la nata y la lata de chipotles y mezclamos bien (vamos echando chipotles y nata poco a poco para ir calibrando el punto que nos guste).
Probamos para comprobar el grado de picor.
Reservamos.
Sazonamos el pollo y lo pasamos por la sartén.
Cuando empiece a estar hecho, echamos la salsa por encima y damos un hervor a todo junto.
Servimos con arroz.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...